Implantes cigomáticos

implantes-gigomáticos

José María García Rielo, cirujano oral y maxilofacial de Clínicas dentales Ortodix

¿Cuál es la gran diferencia entre los implantes cigomáticos y los convencionales?

Los implantes cigomáticos son una alternativa para aquellos pacientes que tienen hueso insuficiente en el maxilar superior. En estos pacientes no se pueden colocar implantes convencionales sin realizar antes otras costosas y complejas técnicas de regeneración ósea. Entonces, la principal diferencia es que los implantes cigomáticos se pueden colocar en pacientes con poco hueso.

¿Cómo es el procedimiento para este tipo de implantes?

Los implantes cigomáticos son más largos que los convencionales y se colocan en el hueso del pómulo, también llamado cigoma. Para el paciente, la experiencia puede ser similar al de la colocación de unos implantes tradicionales. Se colocan a través de la boca pero en una zona más alejada, lo que para el cirujano implica tener un conocimiento y un dominio avanzado de la anatomía de la región craneofacial.

Ortodix realiza este tipo de cirugías en un medio hospitalario y siempre en quirófano, con anestesia local y sedación. De esta forma el procedimiento es más seguro y confortable para el paciente. Después de la cirugía este ya puede volver a su casa y al día siguiente se le colocaría su nueva dentadura.

¿Cuáles son las ventajas de los implantes cigomáticos?

La pricipal ventaja es que permiten que un paciente con falta de hueso en el maxilar superior pueda tener una dentadura fija al día siguiente de la cirugía. Otras ventajas son que evitamos la necesidad de hacer injertos de hueso y otras complejas y costosas técnicas de regeneración.

El tratamiento es, de forma global, más rápido y sencillo, sin necesidad de una cirugía con anestesia general o con ingreso hospitalario.

¿Por qué su tasa de éxito es mayor que en los implantes convencionales?

En los casos de falta de hueso en el maxilar superior, estos implantes ofrecen muy buenos resultados ya que van colocados en una zona en la que habitualmente todavía existe hueso suficiente, como es el pómulo. Al ser más largos que los implantes dentales convencionales, tienen una mayor zona de unión al hueso, por lo que quedan fijados fuertemente y se puede colocar una dentadura sobre ellos a las 24 ó 48 horas de la cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter